Quinta temporada del club Baobab. La pandemia nos empuja a un cambio de aires.

Autora invitada: Alejandra Guarinos Viñals (*)

La última temporada del club de lectura Baobab deja un sabor agridulce. La llegada de la COVID-19 y el posterior confinamiento obligaron a que los encuentros previstos ya en marzo tuvieran que cancelarse. Y en ese periodo inusitado y tan delicado en el que todos experimentamos la necesidad de sentirnos arropados, estábamos más aislados que nunca. Una situación complicada que obligaba a reaccionar. ¿Por qué no retomar las sesiones para aliviar un poco la reclusión? ¿Por qué no proponer los encuentros por videoconferencia como alternativa a las reuniones presenciales? Dicho y hecho. La iniciativa tuvo una calurosa acogida y gran parte de los participantes del club se mostraron encantados de volverse a ver y seguir intercambiando opiniones sobre lecturas africanas, aunque fuera a través de una pantalla.

El club inició la temporada el 9 de octubre de 2019 con Historia de mi hijo, escrito por la Premio Nobel sudafricana Nadine Gordimer. Cruzamos la frontera hacia Botsuana de la mano de Bessie Head y su novela Nubes de lluvia. Etiopía fue el siguiente destino, el país de origen del autor Dinaw Mengestu y lugar que marcó la vida de uno de los protagonistas de la obra Un lugar en el aire. El antropólogo británico Nigey Barley estudió las costumbres del pueblo dowayo de Camerún y plasmó la experiencia en su entretenido libro El antropólogo inocente. A continuación, viajamos a Kenia gracias a Binyawanga Wainaina y su célebre Algún día escribiré sobre África. Desde allí, saltamos a Nigeria, país de nacimiento de su gran amiga Chimamanda Ngozi Adichie. En su obra Medio sol amarillo narra la guerra de Biafra vivida por los igbos. A mediados de marzo, el confinamiento obligó a pasar a la lectura en formato digital, una alternativa perfecta para seguir el recorrido por el continente. Senegal fue la siguiente parada, la escritora Aminata Maïga Ka con El camino de la salvación nos sumergió en el universo femenino de su país. Costa de Marfil marcó el punto y final del viaje. Nos acercaron a su sociedad e historia reciente, Fatou Keïta con la novela titulada Amanecía y Venance Konan con los títulos La gata de Maryse, En nombre del partido, El entierro de mi tío y Los Catapila, esos ingratos. Esta última y divertida novela despidió la temporada el 27 de mayo.

Mientras se aclara el futuro de los clubes de lectura presenciales a corto y medio plazo conviene buscar alternativas. Sin duda, una de ellas es el club de lectura en formato virtual. La experiencia de estos últimos encuentros demuestra que es una vía válida para continuar con la divulgación de las literaturas africanas, el intercambio cultural y, por qué no decirlo, el contacto social. Es cierto que todavía hay lectores reticentes al formato digital, pero el interés por leer y compartir relega a un segundo plano las inseguridades o reticencias relacionadas con las nuevas tecnologías.

«No sigas el camino, ve por donde no lo haya para dejar tu propio rastro», reza un proverbio del pueblo ashanti. Tras cinco años de andadura, quizá ha llegado el momento para el club de lectura Baobab de difundir las obras de los escritores africanos y afrodescendientes abriendo una senda que dé cabida a más lectores. El formato virtual permitiría acercarse a las literaturas africanas a gente a la que hoy le resulta imposible asistir a un club presencial enfocado en exclusiva a las letras africanas. La próxima temporada, Baobab tiene previsto que los libros seleccionados se compren por Internet, se lean en formato electrónico y se comenten por videoconferencia. ¿Tienes ordenador y conexión a Internet? ¿Te gustaría descubrir África a través de sus escritores? Ahora Baobab te ofrecerá esa oportunidad. ¡Esperamos verte en octubre!

(*) Alejandra Guarinos Viñals es la traductora al español de la obra de Venance Konan y de la novela Amanecía, de la escritora marfileña Fatou Keïta, y de la antología de ciencia ficción  Afrofuturo(s). Desde 2016 coordina el club de lectura de literatura africana Baobab en la Biblioteca Pública del Estado en Albacete.

2 comentarios en “Quinta temporada del club Baobab. La pandemia nos empuja a un cambio de aires.”

  1. Llanos Toboso

    ¡Excelente noticia! Os sigo la pista desde hace tiempo, pero vivo en Zaragoza. Si cambiáis a formato digital, ¡me apunto de cabeza!

    1. Hola, Llanos. Gracias por pasarte por el blog y el interés en apuntarte a esta nueva etapa lectora digital. De momento no podemos adelantar mucho más… salvo que trabajamos en ello desde hace semanas 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba