Catapila, jefe del pueblo - Venance Konan

5.00 

Traducido del francés (Costa de Marfil) por Alejandra Guarinos Viñals

He leído en un libro que cuando una mentira se repite mucho tiempo se convierte en política o en religión. Cuando los blancos vinieron a colonizarnos, como eran los más fuertes, nos dijeron que nuestras religiones, nuestros nombres y nuestras vestimentas no valían un pimiento. Y dijimos, imbéciles de nosotros, si el blanco lo dice, será verdad.

Tras la organización del delirante bautizo de su anciana madre, Robert prepara la elección del próximo jefe del pueblo. Una contienda electoral que enfrentará a Gédéon, candidato autóctono y cristiano, y al hijo mayor de los Catapila, musulmán y nacido en el pueblo, pero considerado por muchos como extranjero sin derecho alguno a ejercer el cargo. Un momento importante en la historia del lugar en el que se medirán ideologías, religiones y, sobre todo, tolerancia.

La última parte de la trilogía político-social marfileña de Venance Konan puede leerse como relato independiente o como continuación de Robert y los Catapila y Los Catapila, esos ingratos. Con el primer relato vimos cómo los Catapila llegaban al país de Robert desde una tierra «tan seca como ellos» y se convertían en el motor de la economía local. En la segunda entrega estallaba el conflicto: los Catapila, ¡esos ingratos que Robert había acogido!, reivindicaban los mismos derechos que la gente del lugar. En esta última novela de la saga Catapila, Venance Konan plantea, con su humor e ironía habituales, una pregunta clave para la convivencia: ¿hasta cuándo se es extranjero en un país?

autor

Venance Konan

Venance Konan. Foto y © de Abdoulaye Coulibaly.
Venance Konan nació en 1958 en Costa de Marfil. Se doctoró en Derecho por la Universidad de Niza y regresó a su país para entregarse al periodismo, su pasión desde que iba al colegio. En 1993 obtuvo el premio al mejor periodista de investigación de Costa de Marfil por una serie de reportajes sobre la guerra en Liberia y la droga en su país. Entre los años 2002 y 2006 fue el responsable de grandes reportajes en Fraternité Matin y, más tarde, corresponsal en Afrique Magazine. Desde abril de 2011, es director general del grupo Fraternité Matin[seguir leyendo >>]

traductora

Alejandra Guarinos Viñals

Alejandra Guarinos Viñals estudió en el Liceo Francés de Alicante, donde se gestó su pasión por las lenguas y la literatura. Cursó la licenciatura en Traducción e Interpretación en la Universidad de Alicante. Aprovechando su habilidad con los idiomas, durante años trabajó en ámbitos internacionales y se dedicó a viajar y conocer mundo, otra de sus pasiones. [seguir leyendo >>]

ficha técnica

ISBN: 978-84-946937-4-8

Formato: ePUB

Tamaño: 201KB

Idiomas:
del original: francés (Costa de Marfil)
de esta edición: español

Publicado el 27.09.2019

PVP: 5,00 €

leer un fragmento

Días después del bautizo de Aurélie, durante una reunión del consejo del pueblo, se planteó el tema de la sucesión de nuestro antiguo jefe. Hacía un año que había fallecido y era necesario pensar en reemplazarlo. Según la tradición, hay que esperar al final del duelo, de un año, antes de proceder a su sustitución. Mientras tanto el consejo de notables asume las funciones del jefe difunto. En el pueblo, Robert, que ni siquiera era notable, se había nombrado jefe interino. Le pedimos que presentara su candidatura para votarlo, porque aquí el puesto de jefe del pueblo no es hereditario, sino electo, al contrario de lo que sucede con el jefe de la tierra, que siempre es elegido entre los descendientes de los fundadores del pueblo. El jefe de la tierra es el que sabe a quién pertenece este o aquel terreno, o tal o cual parcela de bosque. Se encarga de solucionar los litigios relacionados con las tierras. El jefe del pueblo, por su parte, ejerce de auxiliar de la Administración y es responsable entre otras cosas de la limpieza del pueblo, de evitar que los animales deambulen por él y de gestionar conflictos que por su naturaleza no requieren que se moleste a un juez, la mayoría relacionados con maridos a los que se les va la mano cuando atizan a su mujer. También se encarga de los temas de brujería, de los muchos que tenemos relacionados con faldas y de ofrecer al subprefecto gallinas, corderos o alguna jovencita de pechos todavía firmes cuando viene de visita al pueblo. En algunas regiones del país, la jefatura tradicional se transmite de padre a hijo o de tío a sobrino, sin embargo en otras se llega al poder por edad. En nuestro caso concreto, se elige al jefe sin más. Todo el mundo es libre de presentarse como candidato, no se requiere ningún requisito, salvo quizá ser originario del pueblo. No estaba escrito en ningún sitio, pero era difícil imaginar que alguien que no fuera del pueblo pretendiera dirigirlo.

Robert nos respondió que el pueblo se le quedaba pequeño, él era un intelectual y lo menos a lo que debía aspirar era a ser diputado, así que declinó nuestra oferta de presentarse como candidato. La gente estaba tan convencida de que Robert era nuestro jefe natural que no teníamos en mente a nadie más. Su negativa nos dejó de repente sin alternativas. Se llevó a cabo algo parecido a una convocatoria para la presentación de candidaturas. Y todos sabían que el jefe sería elegido por Robert.

glosario

El eBook incluye un pequeño vocabulario para entender mejor la historia.

Nota sobre derechos de autor: Este fragmento y la obra a la que pertenece están protegidos por derechos de autor. Puedes reproducir y hacer una comunicación pública del extracto siempre y cuando lo hagas sin fines comerciales, acredites al autor y al traductor, e incluyas un enlace a esta página web.

¿cómo comprar?

Elegir, pagar y descargar: un sencillo sistema de compra que te explicamos a continuación:

  1. En la pantalla del libro elegido, hacer un clic en el botón «añadir al carrito». Puedes añadir al carrito tantos libros como quieras.
  2. Una vez en la pantalla «carrito» y antes de hacer clic en el botón «ir a PayPal», es necesario indicar la dirección de correo electrónico para recibir la confirmación de la compra.
  3. Hacer clic en «ir a PayPal». En este momento, la web de 2709 books deriva a la pasarela de pago PayPal. En función del país desde el que se compre, podrás hacer el pago con cargo a tu cuenta PayPal, si la tienes, o con cargo a tu tarjeta.
  4. Una vez efectuado el pago, desde la pasarela de pago PayPal podrás volver a la web de 2709 books y descargar el libro. El fichero se descarga en la carpeta configurada para descargas del dispositivo desde el que has realizado la compra.

Aunque vayas a leer el eBook en una tableta, en un eReader o en un móvil, te recomendamos que compres desde un ordenador y luego traslades el fichero a tu dispositivo de lectura digital.

Si durante el proceso de compra tienes algún problema técnico, puedes escribir a info [arroba] 2709books [punto] com y el equipo de 2709 books se pondrá en contacto contigo lo antes posible.

Nuestros eBooks también pueden comprarse en Lektu: tienen un sencillo sistema de compra e información sobre lectura de eBooks en diversos formatos.

¿cómo leer epub?

La mayoría de los dispositivos de lectura digital permiten acceder directamente al archivo ePUB. Así que, generalmente, solo será necesario guardar el archivo descargado en el eReader, tableta o móvil, abrirlo y empezar a leer.

Si lees en tableta, recuerda instalar o actualizar una aplicación de lectura de eBooks como, por ejemplo, Aldiko o Mantano (Android) o iBooks (Apple).

Si tu dispositivo de lectura es Kindle, tendrás que hacer una conversión del fichero ePUB al formato Mobi. Es muy sencillo de hacer con el gestor de eBooks Calibre, gratuito y multiplataforma.

Además, si no dispones de dispositivo de lectura digital, con Calibre también podrás leer el archivo ePUB en tu ordenador. Una vez instalado el programa, se añade el archivo ePUB descargado, se abre y se puede comenzar a leer.

prensa

23.01.2020 Catapila, jefe del pueblo
Publicado en 30 de diferencia. Autor: José Luis Benavente.

02.01.2020 Catapila, jefe del pueblo
Publicado en El jardín del sur. Autora: Verónica García-Peña.

Ir arriba