cubierta de En nombre del partido

En nombre del partido

Traducido del francés (Costa de Marfil) por Alejandra Guarinos Viñals

El Líder Carismático se otorgó el ministerio de Estado y asignó los restantes a tres miembros de la dirección del partido, cada uno originario de una región del país. En los demás ministerios, el Líder Carismático puso a dos de sus amantes, originarias de distintas regiones del país, porque en este terreno el Líder Carismático, que era un político cumplido, también hacía geopolítica.

La vida del camarada Faustin se complica cuando el Líder Carismático cuenta con él para hacerse cargo de un asunto delicado pero fundamental en el devenir del partido. Tras años de militancia durante los cuales ha sacrificado su salario, su tiempo y su libertad, llega el momento de demostrar qué está dispuesto a hacer en nombre del partido y de la gloria prometida.

Un relato sobre (in)fidelidades políticas y vitales cargado de humor y despropósitos. Una ficción tan ridícula en apariencia que solo puede esconder historias y miserias reales, esas de las que son capaces los políticos cuyo único objetivo es alcanzar el poder y no irse jamás.

Venance Konan

Venance Konan. Foto y © de Abdoulaye Coulibaly.

Venance Konan nació en 1958 en Bocanda, Costa de Marfil. En el colegio le picó el gusanillo del periodismo y en 1987, de vuelta en su país a los pocos días de doctorarse en Derecho por la Universidad de Niza, se unió al equipo del periódico Ivoir’ Soir y pudo entregarse a su pasión. En 1993 obtuvo el premio al mejor periodista de investigación de Costa de Marfil por una serie de reportajes sobre la guerra en Liberia y la droga en su país. [seguir leyendo >>]

Alejandra Guarinos Viñals

Alejandra Guarinos Viñals. Foto y (c) de Vicente Bodas González.

Alejandra Guarinos Viñals estudió en el Liceo Francés de Alicante, donde se gestó su pasión por las lenguas y la literatura. Aprovechando su habilidad con los idiomas, durante años trabajó en ámbitos internacionales y se dedicó a viajar y conocer mundo, otra de sus pasiones, hasta que, con 33 años, decidió abandonar su trabajo estable para cursar la licenciatura en Traducción e Interpretación. Erasmus tardía, siente que su decisión de alejarse de los senderos más convencionales tiene premio y poder dedicar hoy parte de su tiempo a la traducción literaria es uno de ellos. [seguir leyendo >>]