cubierta de El entierro de mi tío

El entierro de mi tío

Traducido del francés (Costa de Marfil) por Alejandra Guarinos Viñals

En tiempos de mi tío, es decir en los del colono blanco, esa época donde no existía registro civil, se establecía la edad un poco de cualquier manera. Contando los dientes, por ejemplo. Mi tío tenía sus treinta y dos dientes cuando el colono se los contó.

El viejo tío Kouadjo muere y su sobrino vuelve al pueblo para asistir a su entierro. Allí, se encuentra con sus hermanos y juntos rememoran las andanzas del viejo y temido tío, estupendo camorrista que ha dejado muchos enemigos a sus espaldas. El retraso del coche fúnebre, la lluvia, los escarceos amorosos de uno de los sobrinos y la aparición de Kouakou Ba, el eterno rival del tío, son algunos de los acontecimientos que complicarán la tarea de dar sepultura al anciano.

Un breve relato que nos cuenta la divertida historia de la muerte por enfado del tío Kouadjo y las peripecias familiares para conseguir enterrarlo, y que nos acerca otra visión sobre la colonización, las religiones, la muerte y las supersticiones.

Venance Konan

Venance Konan. Foto y © de Abdoulaye Coulibaly.

Venance Konan nació en 1958 en Bocanda, Costa de Marfil. En el colegio le picó el gusanillo del periodismo y en 1987, de vuelta en su país a los pocos días de doctorarse en Derecho por la Universidad de Niza, se unió al equipo del periódico Ivoir’ Soir y pudo entregarse a su pasión. En 1993 obtuvo el premio al mejor periodista de investigación de Costa de Marfil por una serie de reportajes sobre la guerra en Liberia y la droga en su país. [seguir leyendo >>]

Alejandra Guarinos Viñals

Alejandra Guarinos Viñals. Foto y (c) de Vicente Bodas González.

Alejandra Guarinos Viñals estudió en el Liceo Francés de Alicante, donde se gestó su pasión por las lenguas y la literatura. Aprovechando su habilidad con los idiomas, durante años trabajó en ámbitos internacionales y se dedicó a viajar y conocer mundo, otra de sus pasiones, hasta que, con 33 años, decidió abandonar su trabajo estable para cursar la licenciatura en Traducción e Interpretación. Erasmus tardía, siente que su decisión de alejarse de los senderos más convencionales tiene premio y poder dedicar hoy parte de su tiempo a la traducción literaria es uno de ellos. [seguir leyendo >>]